Dialogamos con el titular de la gremial médica APROSLAR, Rolando Aguero, quien explicó que la situación del sistema de salud en al provincia es compleja ya que «no solo hay retraso salarial sino que hay falta de insumos y malas condiciones laborales en los nosocomios».

Al respecto Aguero destacó que el año pasado las guardias aumentaron un 16% y el salario obtuvo un aumento del 34%, ambas frente al 49% de inflación teniendo en cuenta que en el 2016 y 2017 ya hubo retraso salarial. En este sentido adelantó que para sentarse a dialogar piden cláusula gatillo, y una recomposición salarial «importante» ejemplo de ello expresó que se podría incluir al salario el bono de $5.000 otorgado por el gobierno provincial el año pasado.