Desde el cierre de la fábrica no pueden cobrar sus indemnizaciones a pesar de que hay un fallo de la Justicia. El 13 de febrero será el remate.

Un grupo de operarios despedidos de la empresa textil Confecciones Riojanas se manifestó en la mañana de este jueves con el objetivo de visibilizar su situación después de las cesantías.

En Radio UNLaR, Irene Gómez, una de las trabajadoras confirmó que el remate será el 13 de febrero. «Nos manifestamos para que el dueño siga sintiendo la presión y hacer saber que aún seguimos en el acampe. Vamos a seguir esperando hasta el día del remate y que el último compañero cobre lo que por derecho corresponde» aseguró.

En tanto, aclaró que el conjunto de despedidos pretende que «el remate se haga por un mismo martillero y todos juntos».