La integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas, en diálogo con Radio UNLaR, explicó lo que sucedió en el Congreso de la Nación cuando se le negó la posibilidad de entrar al recinto para escuchar allí mismo a los senadores.

El senador Fernando Solanas invitó personalmente a Nora a la cámara, pero la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti, le dijo que no podía ingresar al recinto. “Pino se disgustó, a mí no me pareció bien que nos prohibieran al pueblo entrar al recinto” explicó Nora, y continuó: “esa es la realidad, no pude entrar porque había una orden de que no entraba ningún invitado al recinto, cosa que es totalmente ilegal, porque nosotros pagamos el Congreso para poder participar de un debate como el del Proyecto IVE que era tan importante”.