La abogada feminista, Marianella Flores Díaz, en comunicación con el programa Soplar y Hacer Botellas, reflexionó acerca del debate de paridad y brindó detalles acerca de su exposición.

“Hoy me tocó exponer a mí. Lo más importante fue poder presentar un proyecto sobre la ordenanza que establezca la paridad de género en la UNLaR; pero con otras particularidades”,
advirtió, y puntualizó “…detallando las definiciones, sobre qué es la perspectiva de género en el ámbito universitario, y qué es la paridad de género dentro de la universidad y qué implica,
más allá de los porcentajes”.

Marianella advirtió la necesidad de establecer una planificación y políticas que pueda implementar la universidad para efectivizar el cumplimiento de esa paridad. “Es muy importante este tema porque lo que implica es la participación y la representación política de las mujeres; que las mujeres podamos acceder a la toma de decisiones y a los cargos de poder”, dijo, haciendo referencia a que se necesitan más compañeras en los cargos de gestión, “no sólo mujeres, sino mujeres que tengan perspectiva de género para poder seguir trabajando y disputando, también, el contenido académico que hace a nuestros derechos”.

El proyecto que propuso Marianella sigue los mismos lineamientos que aquel que está redactando la comisión de género sobre los porcentajes, pero con la diferencia de que la abogada plantea las definiciones de paridad universitaria, implementación de la perspectiva de género dentro del ámbito universitario y, a diferencia de la redacción que se viene armando, propone la ruptura de un planteamiento binario del proyecto, es decir, que también se incluya al movimiento LGBT. Dice la abogada, “lo que yo planteé es un 50% de varones, y 50% como mínimo de mujeres y demás identidades de género”.

“Las compañeras tenemos que aprender a ser estratégicas, vamos por una ampliación de derechos (…) tenemos grandes obstáculos, las compañeras de distintos espacios partidarios y no partidarios, para acceder a espacios de poder”, reflexiona Flores Díaz, y agrega “lo ideal sería que no tengamos que venir a plantear un proyecto de paridad de género, pero la realidad
que tenemos es otra, y la idea es poder seguir ampliando los derechos y que se garanticen. No estamos sumando derechos, nosotros ya tenemos el derecho político. Nosotras venimos a
disputar los espacios de poder y queremos que se garanticen nuestros derechos políticos”, sentenció la abogada y cerró: “esto es un problema de desigualdad política entre hombres y mujeres y otras identidades de género, no sólo en la universidad, sino en toda la sociedad”.

La intervención de Marianella fue clave ya que despejó dudas acerca de la supuesta imposibilidad jurídica de que la ordenanza sobre la paridad de género pueda aprobarse. “Hoy argumenté que no hay imposibilidad jurídica (…) esta ordenanza es absolutamente compatible con los derechos compatibles, que es uno de los fines de la Universidad Nacional de La Rioja”.
Sobre el final, Marianella se refirió a la presentación del proyecto por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito este 28 de mayo próximo: “Este año, particularmente, electoral, tenemos puesta la presión y la visión en nuestros representantes legislativos, ya que el año pasado tuvieron un desenvolvimiento lamentable contra los derechos de las mujeres”, dijo. “Estas nuevas generaciones son las más desoídas por las antiguas generaciones políticas, y eso fue el resultado en el proyecto el año pasado; y siento que nada aprendieron de la demanda social de las nuevas generaciones, entonces hay que hacerles pagar el costo político”.

La abogada recordó que el año pasado, desde la Campaña se mostró que la sociedad exigía el derecho al aborto; se mostraron estadísticas de la problemática y aun así la ley no salió. “Tener representantes del pueblo con esa estructura mental, incapaces de oír las demandas de la sociedad actual, no están en condiciones de ocupar esos cargos”, señaló.

Redacción: Valentín Maraga