Así lo expresó la Secretaria de Trabajo de la provincia Miriam Espinosa al finalizar la audiencia de conciliación con las máximas autoridades de la empresa. Al respecto detalló que se comprometieron a pagar lo que se les adeuda a los empleados y destacó que hubo un compromiso de no cerrar la planta.

Espinosa detalló que ya abonaron un 33% y ratificaron el compromiso de cancelar la deuda a fin de mes. Sin embargo adelantó que el laboratorio sigue en una situación muy comprometida por la caída de las ventas la cual registró una baja del 40%.