El vicerrector fue categórico al graficar la situación económica de la casa de altos estudios al decir que «si esto no se resuelve, vamos a tener muchas restricciones». Hubo otro planteamiento a las autoridades de la SPU.

Días atrás, el rector Fabián Calderón y el vicerrector José Gaspanello se reunieron con el secretario de Políticas Universitarias de la Nación (SPU) Pablo Domenichini y el director nacional de Presupuesto, Diego Warpachowicz. Allí las autoridades de la UNLaR plantearon la situación presupuestaria que atraviesa actualmente la casa de altos estudios.

En Radio UNLaR, Jose Gaspanello expresó que «el compromiso de la SPU es que rápidamente lo podamos resolver». Es que si la entidad nacional no logra una solución rápida, a partir de septiembre la institución educativa local no contará con el sustento suficiente para terminar el año debido a que culminarán los créditos.

En la oportunidad, Gaspanello reconoció que «ya estamos con algunas restricciones». El 10 de junio Domenichini llegaría a la Casa de Altos Estudios para inaugurar nuevas áreas en el Hospital Escuela y de Clínicas “Virgen María de Fátima”.