El Ministerio de Transporte resolvió, mediante una nueva norma publicada en el Boletín Oficial por la Secretaría de Gestión de Transporte, habilitar a las empresas de colectivos y micros a instalar en sus unidades vidrios blindados.

La medida comienza a correr desde este jueves y es opcional. De esta forma, permite a las compañías de transporte de pasajeros reforzar los vehículos contra agresiones y hechos de violencia o inseguridad.

Los vidrios blindados en transportes públicos estaban prohibidos porque esto reducía la capacidad de evacuación de pasajeros en caso de accidente. La normativa exigía que fueran vidrios que se astillan, pero que no se rompen, para evitar lesiones. Este cambio ahora permite vidrios blindados, pero que los cristales sean «expulsables» para permitir el vaciamiento rápido de la unidad en una emergencia.

Sobre este tema, la resolución explica que hasta ahora, los vidrios eran así porque en «accidente o incendio estas puedan ser destruidas para su utilización como salidas de emergencia».

Ahora, con el permiso de usar cristales laminados o antivandálicos, el comunicado exige que «los vehículos deberán contar con cartelería, interior y exterior, que indique cómo opera el mecanismo de apertura de las ventanillas de seguridad y no deberán disponer de los martillos de seguridad reglamentarios».

El texto oficial entra en otros detalles como las medidas de los cristales y su ubicación dentro de las formaciones. «El marco inferior de estas ventanillas de emergencia, no podrá estar ubicado más arriba de la parte superior de los respaldos de la última fila de asientos».

El dictamen, por otro lado, obliga a los micros y colectivos a tener por lo menos una salida de emergencia del lado izquierdo, algo que hasta ahora no existía. Y también a colocar en el techo «dos aberturas utilizables como salidas de emergencias», lo cual es otra innovación. Estas tapas deberán ser revocables también.

Esta resolución tiene lugar luego de varios casos de inseguridad en colectivos, en especial hechos de robos, y más de dos meses después de la agresión de hinchas de River contra el micro que transportaba a jugadores de Boca al Monumental, en noviembre pasado, en la previa de la final de la Copa Libertadores.

Más información https://www.boletinoficial.gob.ar/#!DetalleNorma/201305/20190207