Entre los factores, el centro de investigación sufrió un recorte de fondos dispuestos por la Nación. En 2018 el presupuesto para la entidad se incrementó sólo un 10% frente a una inflación que rondó el 45%.

El Centro Regional de Investigaciones Científicas y Transferencia Tecnológica de La Rioja (CRILaR) atraviesa una grave situación como consecuencia de la crisis económica y que se traduce en una crisis presupuestaria dentro de ese centro de investigación.

La situación del CRILaR fue reflejada por su director regional, Francisco Prevosti.