Los ex trabajadores se concentraron en Plaza 25 de Mayo en señal de protesta pidiendo que se les pague el total de los sueldos de más de 80 empleados.

En diálogo con Radio UNLaR, uno de los ex empleados explicó que llevan 8 meses despedidos, sin ninguna respuesta por parte del empresario. Considero que en Marzo mantuvieron la última reunión con el dueño y que se negó a brindarles una ayuda para soportar la crisis económica.