La agrupación «Mamis Activas» realiza tareas de concientización solicitando no usar elementos de estruendo. Aseguran que hay leyes pero el temor continúa, plantean preocupaciones por bancas en las escuelas y dicen que el sistema universitario los incluye.

Durante la mañana de este viernes, se desarrolló en el hall del rectorado de la Universidad Nacional de La Rioja, una jornada de concientización denominada » hablemos de TEA» impulsada por la agrupación «Mamis Activas».

Una de las integrantes, Hebe Fuentes explicó en Radio UNLaR que se trata de un «movimiento social en contra de la pirotecnia que busca informar a la comunidad universitaria con el fin de romper los mitos» que existen sobre el tema.

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un trastorno neurológico del desarrollo que ya se manifiesta durante los tres primeros años de vida y que perdurará a lo largo de todo el ciclo vital. Los síntomas fundamentales del autismo son dos: Deficiencias persistentes en la comunicación y en la interacción social.

Ante esto, Fuentes agregó que «nuestros hijos la pasan mal en la navidad y fiestas de fin de año ya que tienen hipersensibilidad, es decir, escuchan 10 veces más que otras personas, por eso buscamos evitar la pirotecnia sonora».