La Cámara alta decidió posponer para la próxima sesión el nombramiento de Marisa Graham frente a la Defensoría de los Niñas, Niños y Adolescentes de la Nación.

El tratamiento del expediente se presumía para este miércoles, pero finalmente no se incluyó en el temario y quedará para la próxima sesión, que será después de las PASO del 11 de agosto.

Graham es abogada, pasó por un proceso de selección que duró dos años y del que participaron 68 candidatos y candidatas. En ese sentido se realizaron cuatro instancias de evaluación, y quedó seleccionada como la más idónea para ocupar el cargo. Sin embargo, algunos diputados y senadores se manifiestaron en contra de que asuma, por haberse declarado a favor de la interrupción voluntaria del embarazo.

El cargo de defensor del niño de la Nación existe desde 2005 cuando se sancionó la Ley 26.061, que creó esta figura. Desde ese momento el puesto está vacante y la Defensoría nunca estuvo en funcionamiento. En junio de este año la Cámara Baja ratificó la designación de Graham y todavía resta la votación en el Senado.

A fin de que no se dilate más la decisión y el organismo pueda comenzar a actuar Norma Duranto, senadora pampeana y vicepresidenta de la comisión de Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, propuso que en la próxima sesión se trate el expediente de forma preferencial, y la moción fue aprobada a mano alzada.

El senador José Mayans (PJ), cuestionó al presidente provisional, Federico Pinedo, por no estar seguro de si la votación dio un resultado positivo. Lo secundó la salteña Cristina Fiore Viñuales (PJ), que exigió el registro de los votos, aunque el número no quedó en los registros y su pedido fue rechazado.

El tratamiento en el Senado no difiere del que se dio el mes pasado en la Cámara Baja. El 23 de junio, Diputados aprobó a mano alzada la designación de la abogada especialista en familia, confirmando la decisión de la bicameral que la propuso por unanimidad, con los votos positivos de dos legisladoras antiabortistas: Soledad Carrizo (UCR- Córdoba) y Florencia Peñaloza Marianetti (PJ – San Juan).

La postulación fue cuestionada por la Unidad Provida, el colectivo que reúne a diferentes organizaciones y sectores antiabortistas, quienes emitieron un comunicado donde la acusaron de “avalar el descarte de personas para el aborto”. Tras su publicación, diputados “celestes” salieron al cruce de la candidata y se opusieron a su designación en un escrito presentado ante Emilio Monzó, y que estaba firmado por Nicolás Massot y Gabriel Frizza (PRO – Córdoba) y Leonor Martínez (CC Ari).

Fuente: notasperiodismopopular.com.ar