Así lo expresó esta mañana el intendente de la Capital Alberto Paredes Urquiza quien se reunió con los ediles capitalinos para brindar detalles sobre el empréstito solicitado a los fines de realizar compra de maquinaría y mejorar la iluminación de la ciudad.

El intendente especificó que para las arcas del Municipio el cambio de luminaria en la ciudad significaría un ahorro de 8 millones de pesos anuales y destacó que las cuentas municipales “no tendrán deuda ya que se trata de bienes que van a quedar”. Además, aclaró que el Municipio está en condiciones de asumir la deuda ya que los compromisos económicos anteriores “están totalmente saneados”.