Clara Olmedo, de la Asamblea El Retamo de Nonogasta, contó a Radio UNLaR sobre la quita de los caños contaminantes de la Curtiembre CURTUME.

La representante de la Asamblea consideró de gran importancia este día: “es significativo este día porque este caño es un símbolo de la impunidad que tuvo la curtiembre durante tres décadas y porque se rompió un pacto de silencio en la comunidad”

Olmedo explicó que hasta el 12 de agosto era el tiempo que había dado la Justicia Federal para que la curtiembre cumpla con cuatro de los cinco puntos relacionados con el tratado de los residuos y efluentes.