El vicepresidente de UNIR, Raúl Garat, se refirió en Radio UNLaR a la crisis industrial: «Realmente está difícil la situación y los rubros más afectados son el textil y el calzado».

Asimismo, el vicepresidente manifestó que «mientras no haya consumo es muy difícil que la situación mejore«.

Por otra parte, Garat señaló que ante la caída de las ventas, equivalente a un 8,8 por ciento, las fábricas no producen porque los comercios no venden. «La inflación y la importación siguen siendo un problema«, añadió.