Así lo expresó la intendente de la capital, Ines Brizuela y Doria, al ser consultada por Radio UNLaR en el Superdomo donde asistió acompañada por el viceintendente, Guillermo Galván, para participar de la asunción de Quintela – López.

Inés Brizuela y Doria resaltó que «tiene que ser normal la cordialidad y el respeto entre las autoridades. En las provincias normales esto pasa y nos tenemos que acostumbrar al encuentro en las diferencias».

La jefa comunal electa reconoció que recibió el municipio totalmente desfinanciado y con «cero pesos» en sus cuentas. Adelantó que lanzará un «plan de contingencia» y que el municipio se encuentra en una emergencia sanitaria y ambiental.