Por decisión del Gobierno Nacional, la ley concluye el 23 de julio. Implica que tanto hombres como mujeres puedan adquirir años con un plan de planes de pago muy accesible.

En la mañana de este lunes, trabajadores nucleadas en el Sindicato de Amas de Casa junto a referentes de la CGT San Martín, realizaron una protesta frente a la delegación local de ANSES reclamando por la suspensión de la Ley de Jubilación de Amas de Casa.

La Ley Nacional de Moratoria fue un proyecto que se sancionó en 1995 pero recién la implementó el presidente Néstor Kirchner en 2006. Esto implicaba que las mujeres que tenían 60 años (y los hombres a 65) y no llegaban a tener los 30 años de servicios con aportes pudieran comprar años con un sistema de planes de pago muy accesible. Con el mecanismo se incluyeron al régimen previsional a alrededor de 4 millones de personas en todo el país, según el ANSES.

En Radio UNLaR, Andrea Cruz, Secretaria General del Sindicato de Amas de Casa de la Provincia manifestó que «reclamamos la extensión de la prórroga de la ley 26.970 y que dura hasta el 23 de julio. Macri la va a cortar y la gente ya no se va a poder jubilar».